lunes, 14 de octubre de 2013

¿Tan difícil es sentarse bien en una silla?








Pues debe serlo. Sobre todo para la última, una tal Holley Anne Dorrough, a la que le he tomado el nombre porque no soporto que la gente ponga las sillas así, sobre dos patas.
Le iba a reñir pero, al verla con detalle, no sé por qué, se me ha pasado rápidamente el enfado.
De hecho hemos quedado para... tomar café.

2 comentarios:

Dama Camelias dijo...

Vaya forma más tonta de sentarse, jajajajaja...

:)

caraguevo dijo...

Dama Camelias: Acabo de darme cuenta que la mayoría son rubias, no sé si eso tendrá algo que ver, ja, ja.

Un saludo.