miércoles, 10 de febrero de 2010

Las caricaturas de Mahoma

"No voy a abandonar Dinamarca, ni mi casa, ni mis dibujos. Hay que dejar que las ideas, por controvertidas que sean, salgan al aire libre: no es bueno que estén escondidas".
.
Así de entero se mostraba hace unas semanas en EL MUNDO Kurt Westergaard, autor de las polémicas caricaturas de Mahoma, horas después de haber sido atacado con un hacha en su casa de Aarhus (Dinamarca). El islamista tuvo que ser abatido por la policía y está hospitalizado. "Vi a un tipo en el pasillo con un hacha, mi nieta estaba cerca" relata apenas repuesto.

.
Amenazado desde 2006, esta vez supo reaccionar rápido tras descubrir al intruso y se escondió en la cámara acorazada que le instalaron los servicios secretos daneses en el baño cuando los islamistas pusieron precio a su cabeza. A pocos metros estaba, sola y con una pierna escayolada, su nieta de cinco años. "Sabía que a ella no le harían nada porque la policía me había aleccionado bien y estos tipos sólo van a por su objetivo".

.
"Este suceso puede servir para que la gente se dé cuenta del peligro que supone la intolerancia: no se trata de un soldado muerto en el lejano Afganistán, la amenaza está entre nosotros y esto es la prueba". La polémica por las caricaturas, dice, "ha sido como una catarsis en este país. Cuando esta gente vino a Europa no tenían de nada y se lo dimos todo... únicamente les pedimos que se comporten conforme a nuestras tradiciones democráticas, como respetando la libertad de expresión".
A pesar de todo se siente optimista. "He visto el nazismo y el comunismo ser derrotados. Creo que podemos derrotar a otro ismo más, el islamismo, pero dudo que podamos exportar nuestros valores a otras partes del mundo, por eso dudo mucho de lo que estamos haciendo en Afganistán".

.
Sólo lamenta que "los intelectuales y creadores no nos han apoyado y hay quien ha llegado a decir que si algo me pasa yo me lo he buscado. Y es que la izquierda siempre está buscando alguien a quien proteger, y muchos ven a los musulmanes como víctimas en su conjunto. Y esta victimización generalizada no es buena, crea una paranoia en muchos musulmanes".
.
Y el tontolaba sigue hablando de la Alianza de Civilizaciones y otras estupideces similares. La última vez, en el Desayuno Nacional de Oración en Washington, claro, aquí lo prohibiría.
Lo siento por los americanos porque se quedaron sin oir el rollo de su abuelo. Pero ya habrá más ocasiones mientras esté B. Hussein Obama en la Casa Blanca.
.
Seguro.
.
Volviendo a las caricaturas de Mahoma, a mí no me gusta que se hagan gracietas de ese nivel con las creencias de la gente, no lo quiero para mi religión ni para las de los demás, pero de ahí a dictar sentencias de muerte va un paso muy grande.
.